Fondos indexados, una alternativa de inversión con bajas comisiones

 

Uno de los instrumentos que más me gusta para invertir son los fondos indexados. Actualmente mi perfil inversor es bastante tranquilo sobre todo por el poco tiempo del que dispongo para dedicarle a la inversión. Seguir cinco o seis índices lleva mucho menos tiempo que miles de acciones.

Un fondo indexado es un fondo de inversión que replica exactamente el índice al que está referenciado. Al ser una réplica del índice necesita muy poca gestión y por tanto menos comisiones. Normalmente estos fondos de inversión o no suelen ser ofrecidos por lo bancos o los importes mínimos de suscripción son demasiado elevados, así evitan que los clientes los contraten ya que dan a la entidad bancaria  menos comisiones. Pero buscando se encuentran buenos fondos con importes mínimos de suscripción asequibles y con bajas comisiones.

 

A favor de los fondos indexados

 

  •  Más fáciles de seguir. No necesitas estar constantemente pendiente del mercado.

 

  •  Ideales para una cartera tranquila de largo plazo . Si te gusta la inversión en tendencia aquí puedes tener un buen aliado.

 

  •  Comisiones más baratas que el resto de los fondos de renta fija y variable. Esta es una de las mayores ventajas de este tipo de fondos, si quieres estar en los mercados y pagar pocas comisiones este es tu producto.

 

  • Puedes encontrar fondos indexados de renta variable , renta fija, por zonas geográficas, sectores, materias…

 

En contra

 

  •  Tienes menos variedad que los fondos tradicionales.

 

  •  Solo podemos cubrir un lado del mercado, el largo. Al replicar el índice el fondo se comportará como él y por tanto en períodos bajistas solo conseguiremos pérdidas. Si la tendencia es bajista y quieres ponerte corto deberás utilizar ETF inversos.

 

Para elegir un buen fondo indexado podéis echarle un vistazo al post “Elegir un fondo de renta corporativa” para recordar el proceso de selección que suelo usar a la hora de invertir en fondos . Cuando hagamos la búsqueda en Morningstar deberemos buscar por el término “index” para seleccionar los fondos indexados disponibles.

¿Utilizáis los fondos indexados en vuestra cartera?  ¿Cuál ha sido vuestra experiencia?

Elegir un fondo de renta fija corporativa

Mi cartera está compuesta en un 40% por renta fija. En la visión del mercado hablé de las posibilidades de la renta fija corporativa para este año sobre todo teniendo en cuenta que la  deuda pública está dando cada vez menos rentabilidad e incluso en algunos casos hasta rentabilidad negativa.

Vamos a seleccionar un fondo de inversión de Renta fija corporativa. Para seleccionar los fondos de inversión tenemos varios comparadores con los que poder encontrar el fondo que mejor se adapta a nuestro objetivo. Puedes utilizar comparadores especializados como Morningstar o quefondos.com o más generalistas como iahorro.com Yo suelo utilizar el de Morningstar.

Utilizaremos la herramienta “Buscador avanzado de fondos de inversión” para filtrar lo máximo posible los fondos de inversión para adaptarlos a lo que nosotros buscamos.

Seleccionar fondo renta fija

– Buscaremos un fondo de inversión de la categoría Renta fija corporativa EUR.

– Rating Morningstar de cuatro y cinco estrellas.

– En Cartera del fondo buscaremos una  cartera de calidad crediticia media y de exposición media baja a los tipos de interés. Esto lo seleccionaremos pinchando en el  Morningstar style box correspondiente a renta fija

–  Inversión inicial mínima menor de 2000 euros.

El resto de los parametros los podemos dejar como vienen por defecto. El buscador ha encontrado 18 fondos que cumplen estas características. Pinchamos en búsqueda y nos aparecen los fondos de inversión.

Ordenaremos los fondos por su TER, para ver cual es más caro y cual más barato. Aunque esto es importante, no debe ser determinante. Hay que ver si la comisión que cobra un fondo se traduce en una buena gestión y una buena rentabilidad.

Pinchando en la pestaña rentabilidad podremos ver el comportamiento de la rentabilidad de los fondos seleccionados. Compararemos el comportamiento de cada uno de ellos en el corto y el largo plazo. Igualmente en la pestaña corto plazo podremos ver el comportamiento de los fondos desde 1 día a 6 meses.

Cuando hayamos decidido dos o tres fondos que nos parecen interesantes, debemos entrar en la ficha de cada uno para ver en profundidad el comportamiento de cada fondo y su composición.

De los 18 fondos seleccionados habría 3 interesantes :

Invesco Euro Corporate Bond

M&G European Corporate Bond A EUR Acc

Schroder ISF Global Corporate Bond A EUR Hdg Acc

De estos tres el más barato es el M&G aunque también su comportamiento es  discreto.  Sobre todo por la composición de su cartera en la que hay una menor exposición a empresas del sector financiero.

El fondo de Schroder tiene un TER elevado y sin embargo su rentabilidad no es demasiado importante.

El que más me convence aunque tiene mucha volatilidad es el fondo de Invesco. No es muy barato pero tiene un comportamiento bastante consistente en todos los marcos temporales. La volatilidad podría ser un problema, pero creo que actualmente un poco más de riesgo puede dar un plus a nuestra cartera.

Invertimos con fecha del lunes un 15% de nuestra cartera en el Invesco Euro Corporate Bond.

¿Qué fondo de inversión habrías seleccionado tú?

6 consejos para elegir un buen fondo de inversión

Una vez  tenemos decididos los activos en los que vamos a invertir conforme al análisis que hemos realizado en la creacción de nuestra cartera y hemos decidido que el producto en el que nos interesa realizar la inversión es un fondo de inversión, tendremos que tener en cuenta una serie de puntos importantes para seleccionar bien el fondo que más se adapta a nuestros objetivos.

1. Leer la política de inversión del fondo e investigar el “Currículum” del gestor.

Es fundamental saber donde invierte el fondo tanto en activos como en países y comprobar si esa política se corresponde con el objetivo que tenemos nosotros para nuestra cartera. Si no tenemos esto en cuenta puede que sin quererlo sobreponderemos algún sector, país o activo estropeando así nuestra cartera.

2. Comprobar su comportamiento en los últimos años y asegurarnos que ha batido el mercado de una manera consistente. Si no es así puede que sea mejor elegir un fondo que replique un índice o un ETF.

3. Estudiar cómo se ha comportado el fondo de inversión en comparación con otros de su  misma categoría. La comparativa debería hacerse en períodos de uno, tres y cinco si es posible.

4. Comisiones.

Lo ideal sería que el fondo cobrara comisiones sólo si obtiene beneficios o cumple batiendo a su índice de referencia, pero eso no es lo habitual y las gestoras cobran comisiones fijas pase lo que pase. Tendremos que buscar los fondos de inversión que tenga un TER (total de gastos del fondo) menor.

5. Comprobar en qué divisa está el fondo y en caso de ser en una divisa distinta al Euro saber si tiene la divisa cubierta o no. Una mala elección en este punto puede hacer que lo que pudiéramos ganar con los activos que hemos seleccionado lo perdamos porque la divisa funciona en nuestra contra.

6. Utiliza herramientas como las que disponen webs como Morningstar para estudiar las características de todos los fondos de inversión

En definitiva debemos encontrar un fondo que tenga unas comisiones no demasiado altas, que haya batido con asiduidad el mercado, tanto en los buenos momentos como en los malos y que su política de inversión se adapte a tu objetivo de inversión.