Alternativas a los depósitos

 
Si eres un inversor conservador y siempre has utilizado los depósitos como instrumento para conseguir rentabilidad a tus ahorros, actualmente habrás comprobado que cada vez los intereses son menores. La guerra de precios en la que habían entrado las entidades financieras para conseguir pasivo estaba haciendo peligrar los balances de muchas entidades, sobre todo las más perjudicadas por la crisis.

Para evitar esta situación el gobierno ha establecido una nueva regulación en la que limita los intereses que se pueden ofrecer en depósitos bancarios. No es una norma obligatoria pero los bancos la están aplicando por que su no cumplimiento podría hacer que el Banco de España les exigiera mayores ratios de solvencia.  Las recomendaciones del Banco de España son 1.75 a plazos inferiores a 1 año, 2.25 hasta 2 años y 2.75 en plazos superiores.

En este artículo vamos a repasar algunas opciones a los depósitos bancarios, sus pros y contras.

1. Depósitos a 13 y 25 meses

Algunas entidades para saltarse los límites impuestos por el Banco de España alargan un mes el plazo de sus depósitos con lo que pueden ofrecer rentabilidades más atractivas.

2. Letras del tesoro

Una de las opciones más seguras a la hora invertir. Aunque su rentabilidad cada vez es menor.

A favor: La seguridad.

En contra: Actualmente las Letras a 12 meses están al 1,548% a 18 meses al 1,687% (febrero de 2013)

3. Fondos garantizados

A favor: Nos aseguran el capital, aunque las rentabilidades no suelen ser muy altas. Mejor tratamiento fiscal que los depósitos. Normalmente están fuera de los balances de los bancos.

En contra: Tienen comisiones de gestión, Normalmente son productos demasiado complejos para el inversor medio, tienen comisiones de reembolso y algunos no permiten el reembolso. No están protegidos por el fondo de garantía de depósito.

Como en todo hay fondos garantizados buenos y malos. Hay que estudiar bien cada uno de ellos antes de contratarlos. Mucho cuidado con los plazos y las penalizaciones por reembolso anticipado.

4. Fondepositos

No están sujetos a la recomendación. Son fondos de inversión que invierten en depósitos. En 2012 han estado dando entre un 2.50 y 3%.

A favor: podremos sacar una mayor rentabilidad que con un depósito tradicional.

En contra: Nos van a cobrar una comisión de gestión del fondo. Habrá que encontrar un fondo con una buena rentabilidad y con bajas comisiones. Podéis ver una tabla interesante con esos datos en el siguiente enlace.

5. Bancos extranjeros

Los bancos que solo tienen sucursales en España como Banco Espirito Santo e ING ofrecen depósitos con  intereses más elevados. Así por ejemplo Banco Espirito Santo ofrece un depósito a 12 meses con un interés del 3.20%

En contra: Que el banco quiebre.

6. Seguros de ahorro

Últimamente se han puesto muy de moda la inversión con forma de Seguro.

A favor: Al no ser un depósito se salta la recomendación y pueden dar un tipo de interés mayor

En contra: Como no es un depósito no está protegido por el fondo de garantía de depósito y el riesgo es mayor.

7. Pagares de entidades financieras

A favor: Las rentabilidades son mayores dado que no es un depósito

En contra: Son productos que están asegurados por la entidad bancaria, por lo que si tiene problemas puede no pagarlos.

8. Fondos de retorno absoluto

Los objetivos de un fondo de retorno absoluto son preservar el capital y conseguir la mayor rentabilidad en cualquier escenario de mercado. Pero no son fondos garantizados.

A favor: Pueden dar buenas rentabilidades

En contra: No son productos garantizados y pueden producir pérdidas.

La clave es encontrar un fondo de retorno absoluto con un buen gestor y cuya composición sea acorde con nuestro perfil de inversión

9. Fondos de renta fija

Pese a su nombre no son garantizados. La renta fija fluctúa como la renta variable, aunque la volatilidad es mucho menor. Un buen fondo de renta fija puede darnos un plus de interés en nuestras inversiones.

10. Fondos mixtos de renta fija

Para los perfiles un poco más agresivos una buena solución puede ser un fondo mixto de renta fija. Donde combinar la renta fija con un poco de renta variable para darle más de atractivo a la rentabilidad de nuestro ahorros.

11. Carteras de fondos compensadas

Otra opción es diseñar una cartera de fondos de inversión adaptada a nuestro perfil inversor con la que nos encontremos cómodos y consigamos una rentabilidad aceptable.

Estas serían algunas de las opciones que tenemos para invertir nuestros ahorros en productos similares a depósitos. Pero lo fundamental a la hora de elegir es conocer bien el producto que vamos a contratar. Busca en internet, pregunta a gente que te pueda ayudar y cuando comprendas bien el producto contrátalo. Nunca firmes algo que no entiendes.

 

Perspectivas de inversión para 2013

 

Año nuevo vida nueva, o eso dicen. Hace mucho tiempo que no escribo en este blog y creo que ya va siendo hora de volver a retomar este proyecto. Quiero que este blog me sirva como resumen de lo que voy aprendiendo del mundo de las inversiones y de las decisiones de inversión que voy tomando.

 

Situación macroeconómica

Parece que 2013 ha empezado con fuerza. El acuerdo al que han llegado en el último momento en Estados Unidos para evitar el abismo fiscal y la relajación de la zona euro, por lo menos de momento, parece que han dado un pequeño impulso a las bolsas en estos primeros días de año. Pese a este inicio no hay que perder de vista que todo sigue más o menos igual y que la incertidumbre será durante este año nuestra compañera. El acuerdo que ha conseguido Obama no es más que un aplazamiento de los problemas, será necesario que en los próximos meses se concreten los recortes que deben hacerse y veremos como afectan estas decisiones a la marcha de la primera economía del mundo. En Europa más de lo mismo, aunque parece que la prima de riesgo de nuestro país se ha relajado en las últimas jornadas, España tiene todavía mucho que sufrir. La crisis que estamos padeciendo es demasiado intensa como para desaparecer de un día para otro. La clave volverá a ser las decisiones que se tomen desde Alemania. Después de los recortes esperemos que lleguen las medidas de estímulo de la economía. Cuanto antes lleguen, antes saldremos de la crisis.

 

Renta variable

Con todo este panorama sigo siendo optimista con la renta variable. Ya hemos visto que en plena crisis  la mayoría de las bolsas, con la excepción de la española, han acabado en positivo. Técnicamente a medio plazo la mayoría de los indices siguen siendo alcistas y eso es la mejor señal para seguir confiando en la renta variable.

Ahora la pregunta es ¿dónde invierto?. De momento las posiciones en renta variable española si las tomamos deben ser muy pequeñas. Aunque a corto plazo el Ibex parece que técnicamente está mejorando, a medio plazo sigue siendo bajista. Podemos invertir un pequeño porcentaje de nuestras carteras por si acaso este año remonta el vuelo, pero mucho cuidado.

Estados Unidos sigue siendo una buena apuesta para nuestra cartera. Pese a que está cerca de los máximos de los últimos meses podríamos aprovechar descensos para seguir invirtiendo en una economía que todavía tiene posibilidad de crecer. También podemos valorar la bolsa Europea como una posibilidad de inversión sobre todo porque en los últimos meses se ha comportado mucho mejor técnicamente. Si la Unión Europea hace sus deberes apoya el Euro, podría dar un empujón a los índices Europeos.

Pese a que las economías emergentes comenzaron muy bien el  2012 poco a poco se fueron desinflando. Pese a que han perdido fuerza tampoco las descartaría de mi cartera. En su justa medida y sin arriesgar demasiado porcentaje de nuestra cartera, puede ser una buena inversión.

 

Renta fija

La renta fija por supuesto tiene  que estar en cualquier cartera equilibrada. Está claro que la deuda pública no parece ser muy atractiva. Si queremos invertir en países “seguros” la rentabilidad es prácticamente nula y si queremos un poco más de emoción tendríamos que ir a paises menos seguros pero que nos dan un poco más de rentabilidad. En mi cartera la deuda pública no estaría o solo de manera testimonial. Yo sigo apostando por la renta fija corporativa de países como Estados Unidos o Alemania.

Teniendo en cuenta mi forma de invertir seguiré utilizando fundamentalmente los fondos de inversión y los ETF como vehículos de inversión dependiendo del tipo de operación que vaya a realizar. Los ETF me gusta utilizarlos en operaciones con índices y los fondos de inversión para construir una cartera a medio plazo.

Bueno, voy acabando que este post, para ser el primero en mucho tiempo me está quedando un poco largo. Os dejo unos gráficos semanales con la situación de los principales índices a 3 de Enero como foto fija del escenario en el que nos encontramos.

 

S&P 500 semanalsp500semanal03012013sub

 

Dax semanal

daxsemanal03012013sub

 

Ibex 35 semanal

ibexsemanal03012013sub

 

Fondos indexados, una alternativa de inversión con bajas comisiones

 

Uno de los instrumentos que más me gusta para invertir son los fondos indexados. Actualmente mi perfil inversor es bastante tranquilo sobre todo por el poco tiempo del que dispongo para dedicarle a la inversión. Seguir cinco o seis índices lleva mucho menos tiempo que miles de acciones.

Un fondo indexado es un fondo de inversión que replica exactamente el índice al que está referenciado. Al ser una réplica del índice necesita muy poca gestión y por tanto menos comisiones. Normalmente estos fondos de inversión o no suelen ser ofrecidos por lo bancos o los importes mínimos de suscripción son demasiado elevados, así evitan que los clientes los contraten ya que dan a la entidad bancaria  menos comisiones. Pero buscando se encuentran buenos fondos con importes mínimos de suscripción asequibles y con bajas comisiones.

 

A favor de los fondos indexados

 

  •  Más fáciles de seguir. No necesitas estar constantemente pendiente del mercado.

 

  •  Ideales para una cartera tranquila de largo plazo . Si te gusta la inversión en tendencia aquí puedes tener un buen aliado.

 

  •  Comisiones más baratas que el resto de los fondos de renta fija y variable. Esta es una de las mayores ventajas de este tipo de fondos, si quieres estar en los mercados y pagar pocas comisiones este es tu producto.

 

  • Puedes encontrar fondos indexados de renta variable , renta fija, por zonas geográficas, sectores, materias…

 

En contra

 

  •  Tienes menos variedad que los fondos tradicionales.

 

  •  Solo podemos cubrir un lado del mercado, el largo. Al replicar el índice el fondo se comportará como él y por tanto en períodos bajistas solo conseguiremos pérdidas. Si la tendencia es bajista y quieres ponerte corto deberás utilizar ETF inversos.

 

Para elegir un buen fondo indexado podéis echarle un vistazo al post “Elegir un fondo de renta corporativa” para recordar el proceso de selección que suelo usar a la hora de invertir en fondos . Cuando hagamos la búsqueda en Morningstar deberemos buscar por el término “index” para seleccionar los fondos indexados disponibles.

¿Utilizáis los fondos indexados en vuestra cartera?  ¿Cuál ha sido vuestra experiencia?

Cómo evitar que los bancos nos coloquen productos que no queremos

En las últimas semanas muchos inversores se han sentido engañados por sus entidades financieras en la contratación de Acciones preferentes vendidas como si fueran plazos fijos. Como vimos en el post dedicado a las Participaciones preferentes, estos productos son deuda perpetua por lo que en teoría no tienen obligación de devolver el dinero invertido. Ante la alarma social que se ha producido, por las malas prácticas bancarias, las entidades financieras están canjeando las acciones preferentes por acciones, o deuda a largo plazo.

Aunque las entidades financieras no han actuado bien en la colocación de estos productos a personas que no los entendían y desconocían el riesgo que comportaban, los inversores tenemos la obligación de informarnos y tener claro que no debemos invertir en productos que no entendemos y no fiarnos sin más de lo que nos ofrezca el gestor de nuestra oficina bancaria.

Para evitar situaciones como la de las acciones preferentes es importante que tengamos en cuenta 10 consejos antes de contratar un producto financiero.

1. Tener claro nuestro perfil inversor y en qué queremos invertir.

Nuestro gestor debe saber desde el principio qué es lo que queremos. Es fundamental que sepa cual es nuestro perfil inversor y el tipo de producto que estamos buscando.

2. Obtener toda la información posible de nuestro gestor.

Escuchar bien las explicaciones que nos hace del producto el gestor de nuestra oficina y hacerle todas las preguntas que sean necesarias hasta que entendamos lo que nos está ofreciendo.

3. No caer en argucias comerciales.

Huir si en la conversación aparece la frase “es como…”. Si es un depósito es un depósito sino no lo es. Será otra cosa pero no será un depósito.

4. Pedirle al gestor que nos dé un folleto informativo del producto.

El folleto debería contener todas las características del producto y con eso podremos estudiar con más tiempo en lo que vamos a invertir. Además ese folleto nos servirá para reclamar en caso que el prod

5. Evitar la compra por impulso

No contratar el producto en el mismo momento en que nos lo explican. Cuanto más impulsiva sea nuestra decisión más fácil es que el producto no sea lo que necesitamos. Es mejor volver otro día después de habernos informado y meditado nuestra decisión.

6. Buscar información del producto.

Si seguimos sin tenerlo claro podemos acercarnos a alguna asociación de consumidores especialistas en productos bancarios y preguntar por el producto que nos han ofrecido para ver si lo que nos dicen coincide con lo que nosotros hemos entendido.

7. Buscar y comparar.

Buscar otros productos similares y en otras entidades. No estamos casados con nuestra entidad bancaria podemos comprobar si otros bancos tienen productos más interesantes para nosotros.

8. Huir de las modas y los consejos de amigos.

Que de un producto se hable mucho en los medios de comunicación o nos lo aconsejen nuestros amigos no quiere decir que sea bueno para nosotros. Lo mejor es que tomemos la decisión de compra por nosotros mismos.

9.  Comprobar si el producto se adapta a nuestras necesidades y objetivos de inversión.

Una vez que tenemos toda la información compararemos los productos para seleccionar el que mejor se adapte a nuestros objetivos y perfil.

10. No contratar si no estamos convencidos.

Y sobre todo si seguimos sin tenerlo claro no contratar. Seguro que habrá otros productos más interesantes más adelante.

Todo se resumen en un principio básico en el mundo de la inversión, No inviertas en algo que no conoces bien. Informate, compara e invierte en los productos que se adapten a tu perfil inversor.

Elegir un fondo de renta fija corporativa

Mi cartera está compuesta en un 40% por renta fija. En la visión del mercado hablé de las posibilidades de la renta fija corporativa para este año sobre todo teniendo en cuenta que la  deuda pública está dando cada vez menos rentabilidad e incluso en algunos casos hasta rentabilidad negativa.

Vamos a seleccionar un fondo de inversión de Renta fija corporativa. Para seleccionar los fondos de inversión tenemos varios comparadores con los que poder encontrar el fondo que mejor se adapta a nuestro objetivo. Puedes utilizar comparadores especializados como Morningstar o quefondos.com o más generalistas como iahorro.com Yo suelo utilizar el de Morningstar.

Utilizaremos la herramienta “Buscador avanzado de fondos de inversión” para filtrar lo máximo posible los fondos de inversión para adaptarlos a lo que nosotros buscamos.

Seleccionar fondo renta fija

– Buscaremos un fondo de inversión de la categoría Renta fija corporativa EUR.

– Rating Morningstar de cuatro y cinco estrellas.

– En Cartera del fondo buscaremos una  cartera de calidad crediticia media y de exposición media baja a los tipos de interés. Esto lo seleccionaremos pinchando en el  Morningstar style box correspondiente a renta fija

–  Inversión inicial mínima menor de 2000 euros.

El resto de los parametros los podemos dejar como vienen por defecto. El buscador ha encontrado 18 fondos que cumplen estas características. Pinchamos en búsqueda y nos aparecen los fondos de inversión.

Ordenaremos los fondos por su TER, para ver cual es más caro y cual más barato. Aunque esto es importante, no debe ser determinante. Hay que ver si la comisión que cobra un fondo se traduce en una buena gestión y una buena rentabilidad.

Pinchando en la pestaña rentabilidad podremos ver el comportamiento de la rentabilidad de los fondos seleccionados. Compararemos el comportamiento de cada uno de ellos en el corto y el largo plazo. Igualmente en la pestaña corto plazo podremos ver el comportamiento de los fondos desde 1 día a 6 meses.

Cuando hayamos decidido dos o tres fondos que nos parecen interesantes, debemos entrar en la ficha de cada uno para ver en profundidad el comportamiento de cada fondo y su composición.

De los 18 fondos seleccionados habría 3 interesantes :

Invesco Euro Corporate Bond

M&G European Corporate Bond A EUR Acc

Schroder ISF Global Corporate Bond A EUR Hdg Acc

De estos tres el más barato es el M&G aunque también su comportamiento es  discreto.  Sobre todo por la composición de su cartera en la que hay una menor exposición a empresas del sector financiero.

El fondo de Schroder tiene un TER elevado y sin embargo su rentabilidad no es demasiado importante.

El que más me convence aunque tiene mucha volatilidad es el fondo de Invesco. No es muy barato pero tiene un comportamiento bastante consistente en todos los marcos temporales. La volatilidad podría ser un problema, pero creo que actualmente un poco más de riesgo puede dar un plus a nuestra cartera.

Invertimos con fecha del lunes un 15% de nuestra cartera en el Invesco Euro Corporate Bond.

¿Qué fondo de inversión habrías seleccionado tú?

¿Pero qué narices son las participaciones preferentes?

 

En las últimos meses las acciones preferentes han sido protagonistas en los medios de comunciación al descubrirse cómo algunos bancos habían colocado a inversores muy conservadores este producto como si fueran depósitos. Las preferentes son productos de riesgo y de una cierta complejidad. Debemos tener muy claro antes de hacer cualquier inversión que tenemos que conocer bien el producto que adquirimos para evitarnos  problemas. Pero ¿Qué son las acciones o participaciones preferentes?

 

¿Qué son las acciones o participaciones preferentes?

Son emisiones de deuda perpetua realizadas por empresas. Es decir el inversor le presta dinero a la empresa a cambio de un interés pactado pero sin un vencimiento determinado. Al ser una emisión perpetua la empresa no está obligada a devolver ese dinero.

Están más cerca de las acciones que de los depósitos. La única manera de recuperar la inversión es vender las participaciones en el mercado secundario. El precio en el mercado secundario de renta fija fluctúa igual que puede hacerlo el de las acciones en la bolsa, pero con el inconveniente de que es mucho menos líquido y por tanto es más difícil deshacerte de tu inversión.

La venta en el  mercado de tus acciones preferentes normalmente será a un precio inferior al de compra.  Por lo que puedes perder parte de la inversión.

Como no son depósitos no están protegidos por el Fondo de garantía de depósitos por lo que en caso de quiebra de la empresa podemos perder todo nuestro dinero.

La empresa no está obligada a pagar los intereses si no tiene beneficios. Además en caso de que la empresa quiebre seremos de los últimos en cobrar por lo que tenemos muchas posibilidades de quedarnos sin nuestro dinero.

En definitiva un producto con un riesgo similar a las acciones pero mucho menos liquido. El interés que nos ofrecen en las emisiones no suele compensar el riesgo que se asume.

 

 

 

¿Qué hacer si ya las tenemos?

Si nos hemos sentido engañados por quien nos vendió un producto que no entendíamos como si fueran depósitos, deberíamos poner una denuncia. La denuncia la podemos interponer bien a nivel individual o informarnos en organizaciones como adicae para establecer una denuncia conjunta.

Aceptar el plan que nos propone la entidad con la que tenemos las participaciones preferentes. Que actualmente van desde el canje por acciones, bonos o deuda a largo plazo. Deberemos estudiar bien la oferta que nos hace la entidad para ver si nos interesa el cambio. La forma más fácil de recuperar la inversión sería la conversión en acciones que puedan ser vendidas fácilmente en la bolsa.

Mantener las acciones o participaciones preferentes.

Venderlas en el mercado secundario. Esta es la peor de las soluciones ya que los precios de estas participaciones cotizan con descuentos importantes por lo que perderemos gran parte del capital que hemos invertido.

 

Conclusión

El problema de las acciones preferentes nos debe hacer reflexionar sobre la manera de invertir nuestro dinero.

No debemos adquirir ningún producto que no conozcamos al 100%. No vale que nos digan en la sucursal “Es como un…” Si no es un depósito no es un depósito.

En caso de que queramos probar nuevos productos financieros deberemos investigar todos los pros y los contras de ese producto por nosotros mismos y si tenemos alguna duda no comprarlo.

En definitiva nunca inviertas en algo que no conoces.

 

6 consejos para elegir un buen fondo de inversión

Una vez  tenemos decididos los activos en los que vamos a invertir conforme al análisis que hemos realizado en la creacción de nuestra cartera y hemos decidido que el producto en el que nos interesa realizar la inversión es un fondo de inversión, tendremos que tener en cuenta una serie de puntos importantes para seleccionar bien el fondo que más se adapta a nuestros objetivos.

1. Leer la política de inversión del fondo e investigar el “Currículum” del gestor.

Es fundamental saber donde invierte el fondo tanto en activos como en países y comprobar si esa política se corresponde con el objetivo que tenemos nosotros para nuestra cartera. Si no tenemos esto en cuenta puede que sin quererlo sobreponderemos algún sector, país o activo estropeando así nuestra cartera.

2. Comprobar su comportamiento en los últimos años y asegurarnos que ha batido el mercado de una manera consistente. Si no es así puede que sea mejor elegir un fondo que replique un índice o un ETF.

3. Estudiar cómo se ha comportado el fondo de inversión en comparación con otros de su  misma categoría. La comparativa debería hacerse en períodos de uno, tres y cinco si es posible.

4. Comisiones.

Lo ideal sería que el fondo cobrara comisiones sólo si obtiene beneficios o cumple batiendo a su índice de referencia, pero eso no es lo habitual y las gestoras cobran comisiones fijas pase lo que pase. Tendremos que buscar los fondos de inversión que tenga un TER (total de gastos del fondo) menor.

5. Comprobar en qué divisa está el fondo y en caso de ser en una divisa distinta al Euro saber si tiene la divisa cubierta o no. Una mala elección en este punto puede hacer que lo que pudiéramos ganar con los activos que hemos seleccionado lo perdamos porque la divisa funciona en nuestra contra.

6. Utiliza herramientas como las que disponen webs como Morningstar para estudiar las características de todos los fondos de inversión

En definitiva debemos encontrar un fondo que tenga unas comisiones no demasiado altas, que haya batido con asiduidad el mercado, tanto en los buenos momentos como en los malos y que su política de inversión se adapte a tu objetivo de inversión.

¿Invertir en ETF o en fondos de inversión?

Hay decenas de instrumentos de inversión que podemos utilizar para conseguir nuestros objetivos de rentabilidad y nuestra estrategia de inversión. Dos de los más utilizados son los fondos de inversión y los ETF. Ambos son similares pero a la vez muy distintos. Los dos son fondos de inversión pero los ETF tienen como peculiaridad que están cotizados en los mercados.

Un fondo de inversión es una institución que reune dinero de multiples inversores (partícipes) y lo invierte en distintos activos  e instrumentos mediante una sociedad gestora,  conforme a las pautas que se establecen en su reglamento de gestión.

Un ETF(Exchange-Traded Funds) es un fondo de inversión que cotiza en la bolsa por lo que sus participaciones se puede comprar y vender como si fueran acciones.

Ventajas de los ETF

– Al estar cotizado en la bolsa de valores podemos utilizar todas las herramientas que usamos para comprar y vender acciones (stop-loss, órdenes limitadas…)

– Sabemos el precio al que vamos a comprar el ETF en el momento que lo vamos a adquirir. No tenemos que esperar al cierre de la sesión para saber el precio como sucede en los fondos de inversión.

– Podemos utilizar gráficos y análisis técnico para determinar el momento más optimo para entrar en el ETF.

– Las comisiones de los ETF son generalmente más bajas que las de los fondos de inversión. Aunque tienen como desventaja que debes pagar además las comisiones de compra y venta del ETF como si fuera una acción, además de las comisiones por la cuenta de valores.

– Los ETF pueden pagar dividendos.

La mayor ventaja de los fondos de inversión es su fiscalidad. Los fondos solo tributan cuando son vendidos por lo que puedes traspasar tu dinero de un fondo a otro sin tributar por ello, mientras que los ETF tributan cada vez que los vendes aunque luego adquieras otro.

Muy bien, pero ¿Qué elijo a la hora de invertir, un  Fondo de inversión o un  ETF?

Depende. Ya se que la respuesta te va a parecer evasiva pero es así.

Los ETF te permiten una mayor flexibilidad y control de tu inversión al poder comprar y vender en cualquier momento. Pero no puedes cambiar de ETF sin tener que tributar a hacienda.

Los ETF tienen una comisión menor que los fondos de inversión. Pero en la compra del ETF tienes que añadir también los gastos de compra, venta y mantenimiento.

Todo dependerá de nuestra forma de invertir y del tiempo que queramos mantener nuestra inversión.

Antes de tomar la decisión deberemos comparar los dos productos teniendo en cuenta su política de inversión, sus comisiones y el comportamiento que han tenido en momentos de bonanza y de crisis.

Si nos gusta mover nuestro dinero con frecuencia de un fondo a otro será mejor utilizar un fondo de inversión para evitar la tributación a hacienda. Si por el contrario tu inversión es la de comprar y mantener por lo general pagarás menos comisiones en un ETF que en un fondo de inversión.

¿Qué utilizais vosotros ETF o Fondos de inversión?

¿Cómo está el mercado? Ideas de inversión para 2012

Bueno, creo que la mejor manera de comenzar a invertir es antes de nada hacer un estudio aunque sea mínimo de cómo está el mercado. Si tenemos una idea de como se mueve en este momento el mercado podremos lanzar una hipótesis sobre la que construir nuestra cartera. Necesitaremos decidir la cantidad de renta fija y renta variable que compondrá nuestra cartera, los paises en los que invertiremos o los sectores en los que estaremos presentes. Este planteamiento inicial deberemos ir modificándolo conforme vayamos detectando en el mercado movimientos hacia uno u otro tipo de activo.

Vamos a hacer una visión rápida y general de lo podemos esperar de los mercados durante el 2012. Esta es mi visión del mercado que puede ser distinta de la vuestra, ni mejor ni peor, pero bueno alguna hay que tener.

Hay dos elementos que seguirán marcando el próximo año; uno la crisis de deuda en Europa y otro la posible recesión tanto en Europa como Estados Unidos y el resto de los paises. Visto lo visto es difícil que cualquiera de las dos situaciones se solucionen durante el año que comienza. Ambos problemas son lentos de arreglar. Podremos ver ciertas mejoras si los políticos deciden tomar medidas contra ambos problemas pero aún así no espero que estas medidas sean la panacea.

Europa todavía no ha logrado contener la crisis de deuda que pese a comenzar sólo en algunos países, poco a poco se ha ido extendiendo a gran parte de la zona Euro. Las rebajas de calificación de S&P del día 13 de enero en la que se incluye una bajada en el rating de Francia ha dejado al descubierto que las medidas que se están tomando en Europa no son suficientes. Europa debería empezar a reinventarse, pero eso todavía está muy lejos. La crisis de deuda seguirá afectando a la renta variable que debería continuar con mucha volatilidad por la incertidumbre que provoca la deuda soberana de muchos países. Mientras no haya noticias que vayan en el buen camino la bolsa debería mantenerse lateral bajista. Que Europa está mal lo conoce todo el mercado, hasta que no se produzcan noticias relevantes tanto buenas como malas la renta variable no encontrará una tendencia clara.

El problema de la recesión no solo afecta a la zona Euro sino que los Estados Unidos miran de reojo la posibilidad de que su economía entre en recesión. Cada vez está más claro que hay una distancia muy grande entre Europa y Estados Unidos a nivel económico y político. Este factor podría ser aprovechado a la hora de invertir. Tal y como están las cosas espero un mejor comportamiento de los americanos que de Europa y esto se debería reflejar en la renta variable a ambos lados del Atlántico.

Los paises emergentes tampoco parece que vayan a funcionar mucho mejor. El freno en las exportaciones van a ralentizar las economías de estos paises igual que ha pasado durante el 2011. El Euro mientras no se solucionen los problemas europeos debería seguir débil frente al Dólar.

Con todo esto mi visión de momento es pesimista con respecto a la renta variable. Reduciría el peso de la renta variable en mi cartera hasta que la volatilidad se rebaje y podamos vislumbrar una tendencia alcista clara. Si entramos en valores de renta variable creo que sería mejor hacerlo en Estados Unidos que en Europa. Si lo hiciéramos en Europa mi elección podría ser Alemania y practicamente reduciría casi toda mi exposición a la renta variable española.

Con respecto a la Renta fija la espectativa de bajada de tipos del Banco Central Europeo tampoco va a hacer demasiado atractiva la inversión en este tipo de activos. Quizás si las empresas comienzan a repuntar podríamos considerar la renta fija corporativa, siempre en empresas grandes y solventes. Otra idea que podría ser interesante de valorar es la compra de deuda española si como parece aumenta la prima de riesgo, el sobre coste que va a tener que pagar el estado español nos puede favorecer para conseguir una mayor rentabilidad.

Creo que este segundo post me está quedando un poco largo. De todas maneras todo esto lo iremos viendo durante 2012, un año en el que tendremos oportunidades de inversión pero habrá que trabajar duro para detectarlas.

¿Cual es vuestro planteamiento financiero para el 2012?