Si eres un inversor conservador y siempre has utilizado los depósitos como instrumento para conseguir rentabilidad a tus ahorros, actualmente habrás comprobado que cada vez los intereses son menores. La guerra de precios en la que habían entrado las entidades financieras para conseguir pasivo estaba haciendo peligrar los balances de muchas entidades, sobre todo las más perjudicadas por la crisis.

Para evitar esta situación el gobierno ha establecido una nueva regulación en la que limita los intereses que se pueden ofrecer en depósitos bancarios. No es una norma obligatoria pero los bancos la están aplicando por que su no cumplimiento podría hacer que el Banco de España les exigiera mayores ratios de solvencia.  Las recomendaciones del Banco de España son 1.75 a plazos inferiores a 1 año, 2.25 hasta 2 años y 2.75 en plazos superiores.

En este artículo vamos a repasar algunas opciones a los depósitos bancarios, sus pros y contras.

1. Depósitos a 13 y 25 meses

Algunas entidades para saltarse los límites impuestos por el Banco de España alargan un mes el plazo de sus depósitos con lo que pueden ofrecer rentabilidades más atractivas.

2. Letras del tesoro

Una de las opciones más seguras a la hora invertir. Aunque su rentabilidad cada vez es menor.

A favor: La seguridad.

En contra: Actualmente las Letras a 12 meses están al 1,548% a 18 meses al 1,687% (febrero de 2013)

3. Fondos garantizados

A favor: Nos aseguran el capital, aunque las rentabilidades no suelen ser muy altas. Mejor tratamiento fiscal que los depósitos. Normalmente están fuera de los balances de los bancos.

En contra: Tienen comisiones de gestión, Normalmente son productos demasiado complejos para el inversor medio, tienen comisiones de reembolso y algunos no permiten el reembolso. No están protegidos por el fondo de garantía de depósito.

Como en todo hay fondos garantizados buenos y malos. Hay que estudiar bien cada uno de ellos antes de contratarlos. Mucho cuidado con los plazos y las penalizaciones por reembolso anticipado.

4. Fondepositos

No están sujetos a la recomendación. Son fondos de inversión que invierten en depósitos. En 2012 han estado dando entre un 2.50 y 3%.

A favor: podremos sacar una mayor rentabilidad que con un depósito tradicional.

En contra: Nos van a cobrar una comisión de gestión del fondo. Habrá que encontrar un fondo con una buena rentabilidad y con bajas comisiones. Podéis ver una tabla interesante con esos datos en el siguiente enlace.

5. Bancos extranjeros

Los bancos que solo tienen sucursales en España como Banco Espirito Santo e ING ofrecen depósitos con  intereses más elevados. Así por ejemplo Banco Espirito Santo ofrece un depósito a 12 meses con un interés del 3.20%

En contra: Que el banco quiebre.

6. Seguros de ahorro

Últimamente se han puesto muy de moda la inversión con forma de Seguro.

A favor: Al no ser un depósito se salta la recomendación y pueden dar un tipo de interés mayor

En contra: Como no es un depósito no está protegido por el fondo de garantía de depósito y el riesgo es mayor.

7. Pagares de entidades financieras

A favor: Las rentabilidades son mayores dado que no es un depósito

En contra: Son productos que están asegurados por la entidad bancaria, por lo que si tiene problemas puede no pagarlos.

8. Fondos de retorno absoluto

Los objetivos de un fondo de retorno absoluto son preservar el capital y conseguir la mayor rentabilidad en cualquier escenario de mercado. Pero no son fondos garantizados.

A favor: Pueden dar buenas rentabilidades

En contra: No son productos garantizados y pueden producir pérdidas.

La clave es encontrar un fondo de retorno absoluto con un buen gestor y cuya composición sea acorde con nuestro perfil de inversión

9. Fondos de renta fija

Pese a su nombre no son garantizados. La renta fija fluctúa como la renta variable, aunque la volatilidad es mucho menor. Un buen fondo de renta fija puede darnos un plus de interés en nuestras inversiones.

10. Fondos mixtos de renta fija

Para los perfiles un poco más agresivos una buena solución puede ser un fondo mixto de renta fija. Donde combinar la renta fija con un poco de renta variable para darle más de atractivo a la rentabilidad de nuestro ahorros.

11. Carteras de fondos compensadas

Otra opción es diseñar una cartera de fondos de inversión adaptada a nuestro perfil inversor con la que nos encontremos cómodos y consigamos una rentabilidad aceptable.

Estas serían algunas de las opciones que tenemos para invertir nuestros ahorros en productos similares a depósitos. Pero lo fundamental a la hora de elegir es conocer bien el producto que vamos a contratar. Busca en internet, pregunta a gente que te pueda ayudar y cuando comprendas bien el producto contrátalo. Nunca firmes algo que no entiendes.

 

Share.

2 comentarios

  1. El optar por una alterantiva a los depósitos no es algo arriesgado y más ahora? Aunque los depósitos habituales no te ofrezcan tantos intereses al menos no existe el riesgo de otras alternativas no?

    Marcos

  2. Hola Marcos.

    Depende del perfil inversor. Si los depósitos ofrecen poca rentabilidad puedes encontrar alternativas sin riesgo que den un poco más. El listado que hago en el post es un poco amplio, así los primeros productos son sin riesgo y los últimos con más riesgo. Si el perfil inversor es muy conservador, los primeros pueden ser una buena alternativa y conforme el inversor sea menos conservador puede optar por el resto de los productos como fondos de renta fija o una cartera compensada de renta fija y renta variable.

    Un inversor siempre tiene que buscar la mayor rentabilidad posible adaptada a su perfil de riesgo.

Leave A Reply